Skip Navigation
U.S. flag

An official website of the United States government

Dot gov

The .gov means it’s official.
Federal government websites often end in .gov or .mil. Before sharing sensitive information, make sure you’re on a federal government site.

Https

The site is secure.
The https:// ensures that you are connecting to the official website and that any information you provide is encrypted and transmitted securely.

Your Environment. Your Health.

Agua Apta Para el Consumo y Su Salud

Person dipping hands in a lake

El agua es esencial para la vida. Las personas dependen del agua apta para consumo para el cuidado de su salud y supervivencia. Pero el agua contaminada genera millones de muertes e incluso más enfermedades cada año.

La polución del agua se refiere a todo tipo de contaminación del agua con sustancias químicas o peligrosas que son perjudiciales para la salud de los humanos, animales o plantas.

A continuación se detallan las posibles fuentes de contaminación del agua:

  • Tuberías de agua corroídas que filtran sustancias químicas y nocivas, como plomo
  • Sitios de desechos y residuos industriales peligrosos
  • Pesticidas y fertilizantes de las operaciones agricultoras
  • Sustancias químicas nocivas de origen natural, como el arsénico
  • Aguas residuales y desechos que resultan de la elaboración de alimentos

Agua Potable

Little girl drinking from a water fountain

El agua potable de Estados Unidos proviene de una variedad de fuentes, entre ellas, podemos mencionar los sistemas públicos de agua, pozos privados, o agua embotellada. A nivel mundial, alrededor de dos mil millones de personas toman agua contaminada que podría ser nociva para su salud. A pesar de que sea una preocupación más característica de los países en desarrollo, el agua apta para el consumo es una prioridad de la salud pública de Estados Unidos.

Efectos en la Salud

A continuación se encuentran ejemplos de posibles contaminantes del agua potable y los efectos informados en la salud, que varían desde sutiles hasta severos según la sustancia química y la exposición total.

  • Arsénico: un cancerígeno para el ser humano conocido y asociado con el cáncer de piel, pulmón, vejiga, riñón e hígado.
  • Plomo: efectos en la conducta y el desarrollo de los niños; y problemas cardiovasculares y renales.
  • Sustancias químicas de fracturación hidráulica (conocida como fracking, en inglés): daños al sistema inmune y al reproductivo.
  • Pesticidas: efectos del neurodesarrollo y enfermedad de Parkinson.

¿Qué lleva a cabo el Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental (NIEHS)?

El estudio del instituto NIEHS examina posibles efectos de los contaminantes presentes en el agua en la salud y explora distintas formas de proteger a la población del contacto con agua contaminada.

El estudio GuLF STUDY (Gulf Long-term Follow-up Study, estudio de seguimiento del golfo a largo plazo), financiado por el instituto NIEHS y el fondo común de los Institutos Nacionales de Salud, estudia la salud de las personas que colaboraron con la respuesta y la limpieza del derrame de petróleo, se capacitaron, se inscribieron para trabajar o se los envió al Golfo de México para ayudar de alguna forma luego del desastre de Deepwater Horizon. El instituto NIEHS está dirigiendo esta iniciativa de investigación con el apoyo de muchos grupos de la comunidad. Alrededor de 33,000 personas se unieron para participar del estudio, y, es por esto que es el más grande que se llevó a cabo sobre los efectos de un derrame de petróleo en la salud. El estudio ha registrado numerosos problemas de salud que informaron los trabajadores de limpieza, entre ellos, se pueden mencionar erupciones en la piel, sibilancia y dificultad en la respiración, dolores de cabeza, náuseas, depresión y ansiedad, y ataques al corazón. Sin embargo, la publicación más reciente que surgió de este estudio sugiere que es posible que algunos de los efectos en la salud asociados con el derrame se resuelvan con el tiempo.

Floración de Algas

Algal Bloom

El instituto NIEHS y la Fundación Nacional de Ciencias financian en conjunto una investigación sobre los problemas de salud relacionados con el mar a través de Centros para la Salud de los Océanos y las Personas. Las organizaciones beneficiarias, por ejemplo, desarrollan técnicas para una detección más precisa y rápida de la floración nociva de algas con el objetivo de prevenir y reducir la exposición. También estudian los efectos en la salud de consumir productos del mar que contienen toxinas producidas por la floración nociva de algas. Además, se examinan los contaminantes que generan nuevas inquietudes, como los microplásticos.

El instituto NIEHS ofrece subvenciones urgentes que le permite al personal de investigación iniciar estudios de forma rápida en respuesta a desastres naturales, accidentes industriales, o cambios en las regulaciones que afectan la calidad del agua. Además, el Programa Nacional de Toxicología (NTP, por sus siglas en inglés), como parte del NIEHS, revisa los estudios de toxicología disponibles y lleva a cabo estudios de corto y largo plazo para ayudar a los funcionarios de salud pública a responder a las amenazas a la seguridad del agua potable. Por ejemplo:

  • El personal de investigación midió las exposiciones a PFAS en residentes cerca de Colorado Springs donde el agua se contaminó con sulfonato perfluorohexano PFAS, así como también la contaminación del río Cape Fear en Carolina del Norte con GenX PFAS.
  • Los científicos pudieron tratar las preocupaciones de los residentes de Flint, Michigan acerca de su exposición al plomo, ya que les dieron información rápida acerca de qué tan grave había sido el riesgo y cómo podían limitar la exposición.
  • El programa NTP completó una serie de estudios sobre la toxicidad de las sustancias químicas que se derramaron en el río Elk en West Virginia, en enero de 2014.

El programa NTP está evaluando PFAS (sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas) individuales, que es un grupo de sustancias químicas de gran producción y uso industrial que se encuentran en algunos cursos de agua. Los estudios de este programa buscan comprender los efectos de ciertas PFAS en el metabolismo, la actividad biológica y los sistemas de células, y los efectos en la salud relacionados con el cáncer y el sistema inmunitario.

El Programa de Investigación del Superfondo (SRP, por sus siglas en inglés) del instituto NIEHS otorga becas para el estudio de los efectos en la salud de sustancias potencialmente peligrosas y para la investigación de formas efectivas y sostenibles de remover esas sustancias de los sitios de desechos, que es posible que incluyan cursos de agua.

Los beneficiarios de las becas del programa han desarrollado herramientas en línea para informar a las comunidades locales acerca de posibles riesgos a la salud del medioambiente.

  • En la Universidad A&M de Texas, los científicos crearon la HGBEnviroScreen. (HGB hace referencia a la región de ocho condados en la costa del Golfo de Houston-Galveston-Brazoria). Es posible que los residentes utilicen esta herramienta para comprender mejor cómo pueden combinarse los factores sanitarios, medioambientales y socioeconómicos para aumentar la susceptibilidad a los problemas de salud.
  • Los científicos en la Universidad de California, Berkeley lanzaron el Drinking Water Tool, un sitio web interactivo que ayuda a los residentes de California a identificar las áreas donde la calidad del agua puede ser preocupante.

El personal de investigación con financiación del SRP desarrolló sorbentes terapéuticos que pueden unirse a sustancias químicas peligrosas en el agua, y, de esta forma, reducen potencialmente los problemas de salud que les siguen a los desastres naturales, derrames de sustancias químicas, y otras emergencias. Los sorbentes son materiales insolubles que se pueden utilizar para unir y eliminar contaminantes del agua y la comida. En forma de enterosorbentes, las personas pueden consumirlos de manera segura como una forma de eliminar del intestino ciertas sustancias nocivas.

El instituto NIEHS apoya al Programa de Respuesta a la Investigación de Desastres (DR2) del NIH. Este programa incluye herramientas de recopilación de información lista para utilizar, protocolos de investigación, y una red de socorristas entrenados. Estas herramientas ayudan a recopilar rápidamente información medioambiental y toxicológica que complementa la información de la salud recopilada durante las respuestas a desastres. Numerosos desastres pueden afectar la seguridad del agua.

Back
to Top